Commodore 64, “la más vendida del mundo”.

Los ordenadores de los que se deshacen particulares y empresas para sustituirlos por otros nuevos contienen a veces información confidencial, susceptible de ser aprovechada por chantajistas, pederastas o timadores.

Un equipo de la Universidad de Glamorgan, en el Reino Unido, analizó más de un centenar de viejos ordenadores, comprados en mercados de segunda mano o a través de Internet, y descubrieron que más de la mitad de sus discos duros contenían información personal.

Entre los datos almacenados había números de la seguridad social, pruebas de una aventura extramatrimonial e información biográfica muy detallada sobre menores, informó el diario “The Times”.

Entre los propietarios originales de los ordenadores figuraban universidades, empresas multinacionales y una escuela primaria, todos los cuales demostraron estar en violación de la ley británica sobre protección de datos, que obliga a eliminar oportunamente las informaciones “sensibles”.

Los discos duros de los ordenadores utilizados por empleados de varias universidades como la de Hull o Southampton contenían detalles sobre portales de Internet especializados en material pornográfico visitados regularmente por aquellos.

La compañía estadounidense Monsanto, especializada en la producción de plantas genéticamente modificadas, decidió iniciar por su parte una investigación después de que en uno de los discos duros se encontrasen detalles sobre sus trabajos secretos en ese campo.

El método más seguro para impedir que datos no deseados lleguen a manos ajenas es destruir físicamente con un martillo el ordenador que ya no sirve, aseguró el periódico.

Bill Cosby y su ordenador.

Bill Cosby y su ordenador.

Haciendo copias de seguridad…

Haciendo copias de seguridad…

Canon eau de toilette.

Uso alternativo del radiocasete de coche.

Uso alternativo del radiocasete de coche.

Lápida de un administrador de redes.

Lápida de un administrador de redes.

Mac para músicos.

Mac para músicos.